Madrid , 18 de Octubre de 2017

DESCUBRE MADRID

Monumentos, lugares, personajes ...

Nueva selección por zonas de Madrid:

Lista de Resultados por ...

Ruta de : PRADO

[ VOLVER ] a mapa de situación >>

  [ AYUDA ] sobre mapa


Leyenda del Mapa
Establecimientos con carácter histórico (interactivos)
Manzanas
Agua
Jardines
 
Uso de controles
Zoom(aumentar)

Zoom(disminuir)

Identificación- Arrastrar
(Botones alternativos)

Sabías que..

El paseo del prado y la barriada de Alfonso XII constituyen una de las zonas más hermosas de la ciudad, conocida por gran parte de los madrileños como el Madrid de los Borbones. Y es que fue precisamente durante el reinado de Carlos III cuando se integró en la trama urbana el paseo del Prado (1767-1784), pues hasta entonces era algo parecido a un lodazal, por donde discurría serpenteante un antiguo arroyo llamado de la Fuente Castellana. El Conde de Aranda, ministro de la monarquía, encargó la realización de las obras al arquitecto José de Hermosilla, con la misión de crear un nuevo espacio de relación entre la ciudad, que entonces acababa aquí, y el entorno palaciego del Real Sitió del Buen Retiro, que también empezaba en el paseo. Se trataba, más que nada, de embellecer el acceso del palacio y de hacerlo más seguro, pues todavía resonaban con fuerza los ecos del motín de Esquilache (1766). Como solución urbanística se crea un espacio circoagonal limitado por unas fuentes que se disponen en los cruces con las calles de Alcalá y de la Carrera de San Jerónimo, las conocidas Cibeles y Neptuno, y se establece un hito vertical a igual distancia entre ellas que más tarde será ocupado por la fuente de las Cuatro Estaciones o de Apolo. A la muerte de Hermosilla en 1775 se hizo cargo de las obras Ventura Rodríguez, que fue quien se encargó del diseño final de las fuentes, obra de los escultores Michel y Gutiérrez, y añadió las cuatro fuentecillas del cruce con la calle de Huertas y la fuente de la Alcachofa, que estuvo situada en la embocadura del paseo con la plaza del Emperador Carlos V, hoy emplazada en el Parque del Retiro. La monumentalidad del paseo fue creciendo con la construcción del Gabinete de Historia Natural –hoy Museo Nacional del Prado- y con el Jardín Botánico.
En este entorno se encuentra la mayor pinacoteca del mundo, constituida por el Museo Nacional del Prado, el Casón del Buen Retiro, el Museo Thyssen Bornemisza –antiguo palacio de la duquesa de Villahermosa- y por el cercano Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. En sus salas se pueden contemplar pinturas que van desde Giotto hasta Picasso, pasando por Girlandaio, Leonardo, el Bosco, Velázquez, Murillo, Zurbarán, Tiziano, Rubens, Goya, Monet, Renoir, Van Gogh y Miró, entre otros. Pero además, la oferta cultural se amplía con el Museo del Ejército –en la calle de Méndez Núñez-, con la Real Real Academia Española, el Archivo General de Protocolos y, como ya vimos, con el Jardín Botánico.
La barriada de Alfonso XII fue creada a finales de la década de 1860 a expensas de parte de los terrenos que constituían el antiguo Real Sitio del Retiro, más en concreto, ocupa los solares donde estuvo ubicado el complejo palatino del Buen Retiro, que fue construido entre 1632 y 1640 para el rey Felipe IV por iniciativa de su valido el Conde Duque de Olivares. Este palacio fue destruido en octubre de 1812 durante la Guerra de Independencia, y en la actualidad sólo se conservan el antiguo Salón de Reinos y el Salón de Baile –Casón del Buen Retiro-, actualmente sedes del Museo del Ejército y del Museo Nacional del Prado. En esta barriada se encuentra enclavada la plaza de la Lealtad, tenida por un lugar simbólico para los madrileños, pues aquí se produjeron gran parte de los fusilamientos en la noche del 2 al 3 de mayo de 1808. En el centro de la plaza hay un monumento dedicado a los caídos en estas jornadas, pero se ha hecho extensivo a todos aquellos que dieron su vida por España, cuya memoria nos recuerda una llama que está encendida los 365 días del año. El edificio de la Bolsa de Comercio y los hoteles Ritz y Palace realzan la monumentalidad del entorno.
Volver a la cabecera de la página