Madrid , 25 de Marzo de 2017

DESCUBRE MADRID

Monumentos, lugares, personajes ...

Nueva selección por zonas de Madrid:

Lista de Resultados por ...

Ruta de : EMBAJADORES

[ VOLVER ] a mapa de situación >>

  [ AYUDA ] sobre mapa


Leyenda del Mapa
Establecimientos con carácter histórico (interactivos)
Manzanas
Agua
Jardines
 
Uso de controles
Zoom(aumentar)

Zoom(disminuir)

Identificación- Arrastrar
(Botones alternativos)

Sabías que..

En repetidas ocasiones las antiguas barriadas del sur de la ciudad han sido descritas y recreadas en poesías, dramas y zarzuelas, que nos han dado a conocer no sólo su fisonomía urbana y el carácter de sus gentes, sino también la fuerte identidad de un colectivo popular de profundas raíces madrileñas. Este bien podría ser el caso del barrio de Lavapiés, tan inmortalizado y celebrado por escritores de la talla de Cervantes, Lope de Vega, Tirso de Molina o Nicolás Fernández de Moratín, y paradójicamente tan olvidado y descuidado por la clase política. Seguramente, llamaría la atención de estos escritores el talante de sus vecinos, la lozanía de alguna de sus mozas y la sabiduría popular que sólo se aprendía en las calles. El escenario donde se encontraba este barrio también influía, sus calles estaban dispuestas y adaptadas a la gran pendiente del terreno que descendía desde las calles de la Magdalena y Santa Isabel, y su caserío era un tanto pintoresco, el que abundaban las famosas corralas o casas de vecindad, tenidas por algún que otro romántico como algo castizo, cuando en realidad constituían ejemplos dramáticos de chabolismo vertical.
Si el curioso esta interesado puede visitar alguna de estas corralas, siendo la más conocida la que se encuentra entre las calles del Tribulete y del Sombrerete. A unos pocos metros de esta corrala se encuentra la calle de Embajadores, nombre que conserva desde el siglo XVI, y en la que podemos encontrar algunos edificios notables como la Iglesia Parroquial de San Millán y San Cayetano, la Fabrica Nacional de Tabacos y el Instituto Nacional Cervantes. Al otro lado de las Rondas de Toledo y de Atocha se encuentran los barrios del ensanche que se construyeron en la segunda mitad del siglo XIX. Así, entre el paseo de las Acacias y la prolongación de la calle de Embajadores se encuentra el conocido barrio de las peñuelas, originariamente destinado para infraviviendas de la clase obrera y para una estación de ferrocarril que funcionó hasta bien entrado el siglo XX. Y es que en estos solares del ensanche sur el ferrocarril se convirtió en polo de atracción para la creciente industria madrileña de finales del siglo XIX.
Hoy, en lugar de industrias, fábricas y almacenes hay urbanizaciones y bloques de viviendas, pero todavía queda algún que otro ejemplo como la fachada de la antigua fábrica de galletas Pacisa, ubicada en la Ronda de Atocha casi enfrente de otro edificio singular de esta época, una sucursal de la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Madrid, de estilo neomudéjar que el vecindario conoce como «la casa encendida». Por último, uno se puede acercar a la Parroquia de San Lorenzo -calle del Salitre-, para después subir hasta la calle de Santa Isabel donde se encuentra, junto al antiguo Colegio y Convento de Santa Isabel, el palacio del Duque de Fernán Núñez, que aunque tosco en su forma exterior, conserva una impresionante decoración interior del periodo isabelino, que seguro deslumbrará al visitante.
Volver a la cabecera de la página