Madrid , 25 de Abril de 2017

DESCUBRE MADRID

Monumentos, lugares, personajes ...

Nueva selección por zonas de Madrid:

Lista de Resultados por ...

Ruta de : REINA CRISTINA

[ VOLVER ] a mapa de situación >>

  [ AYUDA ] sobre mapa


Leyenda del Mapa
Establecimientos con carácter histórico (interactivos)
Manzanas
Agua
Jardines
 
Uso de controles
Zoom(aumentar)

Zoom(disminuir)

Identificación- Arrastrar
(Botones alternativos)

Sabías que..

En alguna otra ocasión hemos comentado que el crecimiento de la población, las necesidades políticas y económicas de la capital y el avance de las infraestructuras urbanas y los transportes, posibilitaron la materialización del ensanche de la ciudad. Este ensanche, conocido como Plan Castro fue aprobado en 1860 y supuso añadir 1494 hectáreas a las 800 que tenía la ciudad, alcanzando una superficie total de 2294 hectáreas. El proyecto consistía en proyectar una retícula ortogonal orientada en dirección norte-sur, donde la manzana se convertía en módulo generador de toda la cuadrícula, de modo que por la agrupación de varias de ellas se podían crear tanto espacios abiertos y plazas, como grandes edificios públicos y dotacionales (hospitales, cuarteles, mataderos, etc.), constatándose, en este sentido, los postulados higienistas de que hacen gala los urbanistas del momento. Sin embargo, en la zona comprendida actualmente por el paseo de la Reina Cristina y las avenidas de la Ciudad de Barcelona, del Mediterráneo y de Menéndez y Pelayo, que es la que vamos a tratar en este recorrido, no se contempló ninguna realización urbana, salvo la instalación de un gran hipódromo junto a la parte sur-oriental del parque del Retiro.
Esto se debía a que el Retiro pertenecía a la Corona, de ahí su antiguo nombre de Real Sitio del Buen Retiro, y entonces su extensión era mucho mayor pues se extendía por el Oeste hasta el paseo del Prado y por el sur hasta la actual avenida de la Ciudad de Barcelona. Hubo que esperar hasta 1865 para que una parte de los terrenos del Retiro fueran segregados, mediante la apertura de la calle de Alfonso XII, para comenzar su urbanización –actual barrio de Alfonso XII-. Este precedente sirvió para que durante la I República (1873) se continuara con la segregación de los terrenos del sur del Retiro, conocidos como el Olivar de Atocha, con objeto de crear un nuevo sector urbano, llamado entonces barrio del Pacífico. Este barrio con el paso de los años se fue extendiendo hacia el este e incluso ocupó los terrenos donde habría de ubicarse el hipódromo del ensanche.
La segregación de los terrenos del Olivar de Atocha se realizó mediante la creación de una nueva avenida, llamada luego de la Reina Cristina, trazada tangencialmente a la Basílica de Atocha y, entonces, ya planteada como una de las grandes vías de acceso a la ciudad. En esta operación urbanística quedaron a salvo algunos edificios históricos y emblemáticos de la ciudad como la Basílica de Nuestra Señora de Atocha, cuyo origen se remonta a 1523 con la fundación del convento dedicado a esta virgen, aunque con anterioridad ya hubo en este lugar una ermita donde se veneraba a la Virgen de Atocha. En 1836, con la desamortización de Mendizábal, del edificio primitivo sólo se conservó la iglesia y donde estuvieron ubicadas las dependencias del convento se construyó el Cuartel de Inválidos. En 1890, aprovechando que se iba a reconstruir la basílica se decidió ubicar sobre el solar del antiguo cuartel un Panteón de Hombres Ilustres, con la intención de que allí reposaran los restos mortales que se conservaban de los españoles más celebres de nuestra historia.
En 1891 comenzaron las obras del nuevo complejo pero las continuas dificultades económicas las prolongaron hasta 1924, es decir hasta 33 años después. Ciertamente el edificio parecía estar gafado, pues de nuevo fue arrasado durante la Guerra Civil y hubo que volver a reconstruirlo en la década de 1940. En la actualidad se pueden visitar la Basílica de Atocha, donde reposan los restos de Fray Bartolomé de las Casas, protector de los indios, y el Panteón de Hombres Ilustres, donde, entre otros, se encuentran los restos de Canovas del Castillo, Sagasta y Canalejas en bellísimas sepulturas.
Junto a la Basílica de Atocha se encuentra la Real Fábrica de Tapices y su museo. El edificio donde se encuentra fue construido entre 1889 y 1891 pero su antigüedad se remonta a 1720 y entonces se encontraba frente a la Puerta de Santa Bárbara –hoy plaza de Alonso Martínez-, de ahí que se llamara Real Fábrica de Tapices de Santa Bárbara. En su museo se pueden contemplar los trabajos que realizó Francisco de Goya por encargo de Cornelio Vandergoten, una colección de 41 tapices de incalculable valor, además de numerosos cartones, bocetos, alfombras y tapices de otros grandes maestros.
Volver a la cabecera de la página