Madrid , 25 de Abril de 2017

HISTORIA de Madrid

Crecimiento urbano
Madrid Capital ...

[ VISUALIZAR ] referencias del Madrid Actual

[ CONTINUAR ] siguiente mapa >>

Madrid Medieval

Solar de Madrid

En el Siglo X (Madrid Musulmán)

En el Siglo XII (hasta 1200)

En el Siglo XIII (hasta 1300)

En el Siglo XIV (hasta 1400)

En el Siglo XV (hasta 1450)

Madrid Corte

En el Siglo XVI (hasta 1500)

En el Siglo XVI (hasta 1600)

En el Siglo XVII (hasta 1700)

En el Siglo XVIII (hasta 1800)

MADRID CAPITAL




En el Siglo XX (hasta 1916)



Sabías que..

El Madrid decimonónico no había conocido un proceso dinámico de industrialización, similar al experimentado por Londres o París, lo que produjo una disimetría entre su papel capitalino y las actividades propias de toda ciudad populosa. Así, mientras Madrid se comportaba como capital del Estado modernizando sus sistemas financieros, sus estructuras de servicios e integrando el mercado nacional, la ciudad, desde dentro, mostraba unos rasgos y unas estructuras socioeconómicas atrasadas. La dualidad económica entre la capital y la ciudad empezó a acoplarse durante los primeros decenios del siglo XX, con la conversión de Madrid en “la capital del capital” y con una clase política decidida a reflejar en el espacio urbano la eclosión de nuevas actividades económicas, el emergente poder municipal de la capital y la cristalización de una nueva sociedad mercantil.
El desastre colonial de 1898 trajo consigo una creciente nacionalización de la economía, protagonizada especialmente por la repatriación de capitales americanos y filipinos. Esta nueva dimensión económica incidió en el incremento de la actividad financiera de la ciudad, y con ésta el de otros sectores como la construcción y la industria, y sobre todo el sector servicios, que verá aumentado considerablemente el número de trabajadores (servicio doméstico femenino, burocracia administrativa, policía y ejército). La población también va a crecer de forma considerable al socaire de estos acontecimientos, pasando de los 539.835 habitantes que tenía la ciudad en 1900 a 599.807 en 1910.
En esta dinámica demográfica influyeron, junto a la inmigración, el descenso de las tasas de mortalidad y mortalidad infantil, con lo que por primera vez se registro en la ciudad un crecimiento vegetativo de saldo positivo continuo, aun cuando se produjo un ligero descenso de la natalidad. Sin duda, asistimos a una mejora en las condiciones de vida de los madrileños, que se traduce en una mejora de la alimentación y los abastecimientos, la puesta en práctica de medidas higiénico sanitarias y el control de las epidemias. No obstante, la sociedad va a seguir estando polarizada entre dos bloques, de un lado el constituido por la nobleza, la alta burguesía y el clero, y, de otro lado, el formado por las clases populares (asalariados, jornaleros, mendigos y marginados). Estos dos bloques estaban separados por un pequeño colchón formado por una emergente clase media.
Desde un punto de vista urbano, van a proseguir los proyectos de reforma del interior, se continuara con el proceso de construcción del ensanche y de los núcleos urbanos de la periferia, y aparecerán como nueva experiencia urbana las colonias unifamiliares. Estas colonias, llamadas entonces de casas baratas, empezaron a desarrollarse a partir de la ley de 1911 y aunque en un principio estuvieron orientadas hacia las clases medias, acabaran por convertirse, a partir de la década de 1920, en el prototipo de residencias para la clase obrera. La primera en construirse fue la Colonia de la Prensa (1911-1916), destinada para periodistas y situada entre los dos carabancheles.
Lo más destacado del periodo fue la apertura de la Gran Vía. Este proyecto hunde sus raíces en el siglo XIX, pues tanto en 1862 como en 1886 se manejo la posibilidad de abrir una gran avenida que atravesara el casco antiguo de Madrid para unir, respectivamente, la Puerta del Sol con la Estación del Norte, y los barrios de Salamanca y Argüelles. Superadas las dificultades técnicas con la ley para la Construcción de Grandes Vías, en 1904 fue aprobó el proyecto de construcción de la Gran Vía, realizado por los arquitectos municipales José López Sallaberry y Francisco Andrés Octavio. Se trataba de construir un trazado viario en pleno centro urbano, dividido en tres tramos. El primero iba desde la calle Alcalá hasta la Red de San Luis, en paralelo a Caballero de Gracia, fue llamado avenida del Conde de Peñalver (en honor del alcalde que había emprendido su apertura) y se construyó entre 1910 y 1918. El segundo, sigue aproximadamente parte de lo que fue la calle de Jacometrezo hasta la plaza del Callao, tomó el nombre de avenida de Pi y Margall y sería construido entre 1922 y 1924. El tercero y último, denominado avenida de Eduardo Dato, se construiría entre 1926 y 1931 y vendría a prolongar la calle de Preciados hasta la antigua plaza de San Marcial -hoy Plaza de España-. Esta gran obra de cirugía urbana se había concebido como zona de ocio, como escaparate de nuevas y pujantes actividades comerciales y como puerta de entrada al cosmopolitismo de entreguerras.
La modernidad que va tomando la ciudad también se debe a la aparición de nuevas infraestructuras y a la mejora de las existentes. En estos momentos se encuentran en pleno desarrollo los tendidos del gas, de la electricidad y del telégrafo, las redes de distribución de agua y saneamiento, las mejoras del tráfico rodado que ya cuenta con automóviles, el desarrollo de los ferrocarriles de vía estrecha, la electrificación de las líneas del tranvía y de otras nuevas que conectan con los nuevos barrios, y las obras de canalización del río Manzanares con sus dos grandes colectores.
La creciente ocupación del espacio y la construcción de nuevas instalaciones van a inducir a la ciudad a hacerse con algunos terrenos de los términos municipales colindantes. Así, a la altura de 1910 habían pasado al término municipal de Madrid las parcelas donde se asentaban la Necrópolis del Este y el Colegio y Asilo de la Paloma, en detrimento de Vicálvaro y Fuencarral, respectivamente.
Volver a la cabecera de la página