Madrid , 25 de Abril de 2017

HISTORIA de Madrid

Crecimiento urbano
Madrid Medieval ...

[ VISUALIZAR ] referencias del Madrid Actual

[ CONTINUAR ] siguiente mapa >>

MADRID MEDIEVAL




En el Siglo XIII (hasta 1300)



Madrid Corte

En el Siglo XVI (hasta 1500)

En el Siglo XVI (hasta 1600)

En el Siglo XVII (hasta 1700)

En el Siglo XVIII (hasta 1800)

Madrid Capital

En el Siglo XIX (hasta 1845)

En el Siglo XIX (hasta 1875)

En el Siglo XIX (hasta 1900)

En el Siglo XX (hasta 1916)

En el Siglo XX (hasta 1930)

En el Siglo XX (hasta 1939)

Sabías que..

A comienzos del siglo XIII se fueron reduciendo las envestidas almohades contra la ciudad, con lo que se comenzó una discreta repoblación que vino apoyada por algunos privilegios reales como el Fuero, concedido y sancionado en 1202 por Alfonso VIII. El Fuero de Madrid fue redactado por el Concejo - ayuntamiento- con el consentimiento del rey, y en él se fijaba por escrito el derecho local que debía regular la vida en la ciudad. El fuero estuvo vigente hasta el año 1346 en que Alfonso XI estableció en Madrid el regimiento como respuesta a las políticas centralizadoras de la Corona.
Durante todo este tiempo los madrileños vivieron de una manera independiente y ellos mismos –a modo de una pequeña República- se dieron sus propias normas, hasta el punto que la vecindad, es decir ser ciudadano de Madrid, se convirtió en la cúspide del sistema social en contraposición a las reglas del sistema estamental bajo medieval.
Con la victoria de Alfonso VIII en las Navas de Tolosa el año 1212 se alejaron de la cuenca del Tajo las tensiones de la reconquista. A partir de este momento Madrid perdió su carácter de ciudad de frontera y se inicia un periodo de consolidación y crecimiento urbano, en el que también se retomó la labor de repoblar su alfoz. Esta circunstancia ocasionó no pocas disputas con el poderoso concejo de Segovia por la tenencia de las tierras del Real del Manzanares.
En la retícula urbana se perciben usos y formas de ocupación del espacio diferentes, por lo que se puede empezar a hablar de coso, arrabal, villa y mercado, y cuya extensión va poco a poco densificando las 33 hectáreas que envolvía el perímetro de la muralla cristiana. Nuevas fundaciones monásticas extramuros de la ciudad, al norte y al sur, indican la colmatación del suelo urbano existente dentro del perímetro amurallado.
A este dinamismo urbano contribuyó de forma notable la ampliación del Fuero en 1222 por Fernando III el Santo, aunque también hubo algún que otro sobresalto como la imposición por Alfonso X el Sabio del Fuero Real entre 1262 y 1272 en sustitución del Fuero de Madrid.
Volver a la cabecera de la página