Madrid , 18 de Octubre de 2017

HISTORIA de Madrid

Evolución de la ciudad

Crecimiento urbano:

Desde el siglo IX al 1939...
Madrid Medieval ...

[ OBTENER ] información de interés

[ VISUALIZAR ] referencias del Madrid Actual

MADRID MEDIEVAL







Entorno al año 1535

Madrid Corte

Impacto de la corte (hasta 1600)

Madrid barroco (1600-1725)

Madrid cortesano (1725-1805)

El transito a la capitalidad (1805-1845)

Madrid Capital

Madrid en el año 1875

Madrid en el año 1900

Madrid en el año 1936

 

Sabías que..

A finales del siglo XV la población de Madrid había alcanzado una población cercana a los 12.000 habitantes y prácticamente la totalidad del suelo urbano había sido ocupado con nuevas edificaciones. A este dinamismo contribuyó en 1463 Enrique IV con la concesión a la ciudad de su primer mercado franco. La actividad comercial de este mercado se celebraba en la plaza que había junto al Alcázar, y al poco tiempo se completó con la apertura de dos nuevos mercados extramuros de la ciudad, uno ubicado en la explanada de los caminos de Atocha y Toledo -luego llamada plaza del Arrabal- y el otro en la plaza de San Salvador –actual plaza de la Villa-, previa realización de las obras de ampliación y la construcción de soportales porticados para la ubicación de los mercaderes (1466). Estas mejoras se acompañaron con políticas concejiles orientadas a la organización interna de la villa. Así, las fraguas se establecieron a las afueras de la Puerta Cerrada, en la manzana conocida hasta el siglo XVII como la Herrería, entre la calle de Toledo y la que luego fue plaza de la Puerta Cerrada, y los mataderos, tanto públicos como privados, se ubicaron en los antiguos muladares o basureros que había a ambos lados de la calle de Toledo.
El tejido urbano también se irá diversificando con nuevas fundaciones monásticas como el convento de Santa Clara (1460), que fue el primer establecimiento de este tipo que se ubicó dentro del perímetro amurallado, la Concepción Jerónima (1509), la Concepción Francisca (1512) y el hospital de la Latina (1499), estos tres últimos fundados por Beatriz Galindo, camarera mayor de la reina Isabel la Católica. Incluso fundaciones recientes como la de San Jerónimo el Real, establecido en 1464 en la orilla del río Manzanares a su paso por El Pardo, se trasladó a las inmediaciones de la ciudad en 1503.
Por otra parte, empiezan a construirse edificios de cierta relevancia arquitectónica como las capillas funerarias adosadas a te los existentes (en San Miguel de los Octoes y en Santo Domingo el Real) y siguen construyéndose más casas señoriales como la de los Vargas o los Coallas.
El viejo Alcázar poco a poco se fue transformando en una residencia palaciega cada vez más frecuentada por los soberanos. Las obras de mejora se comenzaron durante el reinado de Enrique IV y continuaron después con los Reyes Católicos, pues gran parte de sus instalaciones habían quedado dañadas en 1476 durante la guerra de sucesión castellana.
Volver a la cabecera de la página